Diseño escandinavo

Muebles de diseño nórdico

Elementos imprescindibles en la decoración escandinava

¿No os parece que los escandinavos tienen un estilo de decoración perfecto? Tal vez sea porque necesitan que sus casas sean el santuario en el que refugiarse del invierno nórdico, o porque es la cuna de nuestro querido Ikea.

Esta decoración ofrece un lienzo en blanco, perfecto para la adición de cualquier combinación de color, desde unos suaves pastel, hasta detalles en negro.

Elementos imprescindibles en la decoración escandinava

El estilo escandinavo se centra en la calidad de vida y en la funcionalidad, y no importa que las cosas se vean en las estanterías, pero tiene que estar todo ordenado.

De mullidas alfombras a lámparas metálicas, estos son los elementos imprescindibles que no deben faltar en un hogar escandinavo:

Jugar con colores complementarios

Las casas escandinavas generalmente no tienen colores audaces o brillantes. Su belleza proviene de una paleta de colores simples, neutros, pero sin parecer fría o aburrida debido a la superposición de colores complementarios. Con múltiples matices del mismo color se crea un interés y profundidad.

Ser respetuoso con el medio ambiente

Los suecos han sido muy rápidos en añadir elementos ecológicos en sus casas. Triple acristalamiento, un aislamiento adecuado para paredes y techos, suelo radial, etc...

Añadir más plantas

Las plantas aportan color, ofrecen textura y limpian el aire, para que el hogar sea un poco más saludable. Son una gran manera de atraer el interés a tu espacio sin que sientas que está desordenado.

Poner una chimenea en la esquina

Los inviernos escandinavos son muy duros, y las casas generalmente tienen una original chimenea en el salón. A diferencia de las chimeneas que conocemos, que suelen ser el punto focal de una gran sala, las escandinavas son a menudo simples columnas, y se encuentran en la esquina de la habitación.

Utilizar todo el espacio

Parte de la belleza de la decoración escandinava es que el espacio no se desperdicia. Si tienes unos centímetros extras, seguramente puedas poner unos estantes en la pared para utilizarlo como una estantería o biblioteca, o incluso una mini oficina en casa.

Dejar que los espacios respiren

Cuando los muebles tienen espacio "para respirar", se pueden apreciar realmente las piezas que tienes. Este concepto se aplica tanto si vives en un apartamento como en una casa espaciosa. Cuando cada rincón no está lleno de muebles, la habitación se sentirá mucho más relajada.

Añadir textura

Añadir texturas naturales es imprescindible. Piezas de madera sin terminar, alfombras de piel, ropa de cama suave, traer la naturaleza a tu casa se sumará a la sensación relajante que es famosa por la decoración.

Mezclar estilos

Si no te gustan las piezas de estilo simples y neutrales, no dudes en añadir elementos vintage de mediados de siglo, boho e incluso rústicos.