Diseño escandinavo

Muebles de diseño nórdico

El nuevo estilo escandinavo se centra en el color

Sólo basta con mencionar el estilo escandinavo para que muchas personas visualicen espacios llenos de luz, líneas limpias, campañas de publicidad de Ikea y artículos de diseño de interiores.

Pero en los últimos años, el color y los tonos más oscuros le han comido el terreno al blanco, color característicos de esta tendencia. Han adoptado tonos grises, azules, verdes y rosas como de toda la vida.

El nuevo estilo escandinavo se centra en el color

¿Por qué han cambiado tan repentinamente los tonos neutros por el color?

Luz y color en los hogares nórdicos

Los hogares escandinavos se han diseñado tradicionalmente para maximizar la luz solar. Estocolmo es la capital más soleada de la región nórdica, con cerca de 1.800 horas de sol al año y es por lo menos 1.000 horas por debajo de la cantidad de sol en Madrid, Sydney o Miami.

Por esta razón, las casas siempre tendrán brillo y sencillez, porque es lo que realmente necesitan debido a la acusada falta de luz solar.

Sin embargo, las tendencias evolucionan, y ahora se está viendo un cambio. Durante los últimos dos o tres años, los colores atrevidos han regresado. Aunque la percepción común es que los hogares nórdicos han vestido sus paredes de colores neutros durante décadas (o siglos), también ha habido ciclos de color.

Y ahora el espectro está cambiando otra vez. En ferias y exposiciones de tendencia nórdica se ha visto un acercamiento a colores más fuertes, como el naranja, rosa, amarillo y rojo.

Sin embargo, es importante recordar que las tendencias son fenómenos especulativos y procesos que a veces se superponen, y sólo son capaces de ganar terreno cuando estamos mentalmente preparados para aceptarlos.

Hay investigaciones que demuestran que las tendencias de color son cíclicas, se repiten en ciclos de 10 a 15 años. Cuando todo es blanco y neutro, te acabas cansando después de un tiempo, y finalmente acabas en el otro extremos del espectro. Los seres humanos funcionamos de la misma forma con todo, y los colores no son la excepción.

Todo era muy neutral en los hogares nórdicos hace unos años, después empezaron a surgir los colores azules y violetas. Esto fue seguido por los colores cromáticos. Éstos posteriormente se oscurecieron antes de ser sustituidos por los marrón y beige, seguido por una vuelta a los colores neutros.

Así, a pesar de que los escandinavos han comenzado con el color en las paredes, parecen hacerlo dentro de determinados límites, los colores son tenues, en lugar de temerarios y audaces.

El color como una forma de expresión

El propósito de la pintura interior en Suecia ha sido siempre hacer que la estancia sea hermosa, y manifestar algo a través de la selección de colores o la decoración. La casa era un símbolo de estatus en siglos anteriores también.

Factores psicológicos, como utilizar el color como una forma de expresión y las tendencias actuales, parecen explicar el repentino amor de los escandinavos al color.