Diseño escandinavo

Muebles de diseño nórdico

Decoración para treintañeros

¿Es tu casa tan adulta como tu? Nuestro hogar tiene que ser un reflejo de lo que somos, y si somos adultos, es lógico que nuestra decoración refleje nuestra madurez. Pero hay casas en las que viven adultos, pero la decoración no está en consonancia con sus ocupantes.

Esas casas son las que necesitan una transformación para que refleje la etapa de la vida en la que están sus dueños: la edad adulta.

Decoración para treintañeros

Cuando eres joven, tienes diferentes gustos de decoración que cambian cuando llegas a una edad.
Pero por pereza o por falta de tiempo, retrasamos el momento de redecorar las estancias y, mientras que envidiamos las casas nuestros amigos, odiamos la decoración tan infantil de la nuestra.

Hay ciertas cosas que todos deberíamos cambiar cuando nos convertimos en adultos. Y son estas:

Comprar una cama de la que tus padres se sentirían orgullosos

No estoy diciendo que tengas que copiar el estilo de papá y mamá, pero si eres una persona adulta, y todavía tienes un futón tirado en la sala de juegos que utilizas de cama, probablemente necesites comprar una cama de verdad.

Una cama con un cabecero y un somier no sólo te hará sentir que tienes un sitio de verdad donde dormir, sino que además tu espalda te lo agradecerá.

Encontrar un lugar para cada cosa

Una vez que llegas a adulto, has acumulado un montón de cosas: libros, artículos decorativos que dan carácter a un espacio, recuerdos, ropa, etc.

De cualquier manera, el espacio será mucho más agradable si colocas cada cosa en su sitio y no lo dejas todo tirado por ahí.
Deshazte de todo lo que no necesitas, y luego organiza el resto.

Invertir en una alfombra grande

¡Te sientes tan bien con una alfombra bajo los pies! No sólo protege los suelos de las áreas con más tráfico de casa, sino que puede salvar una habitación estéticamente. ¿A qué estás esperando? Escoge una que sea lo suficientemente grande para que pueda estar debajo de las patas delanteras de los muebles, si es posible.

La primera vez que pones una alfombra con tanto carácter, sorprende el impacto que causa en el espacio.

Colgar algo en las paredes, además de un póster

O por lo menos, compra un marco agradable y algunas láminas bonitas. Nuestras paredes no deberían tener carteles o pósters colgados con chinchetas de nuestros ídolos de juventud.

Hay muchas opciones para colgar, desde espejos, hasta cuadros con varias fotos, incluso un objeto arquitectónico puede agregar interés y profundidad a las paredes.

Añadir algunas zonas verdes

No es necesario que las plantas sean de verdad, si viajas mucho o no se te dan bien las plantas, una falsa puede ser la solución más práctica. Cada hogar adulto debería tener un área verde, y mucho mejor si son plantas verdaderas. Además, las plantas mejoran la calidad de aire interior naturalmente.