Diseño escandinavo

Muebles de diseño nórdico

Consejos para crear un bonito diseño interior escandinavo

El estilo escandinavo ha supuesto un auténtico boom en el diseño de interiores. Una tendencia aclamada en todos los blogs de decoración y revistas de diseño. Enfocándose en la simplicidad, el minimalismo y la funcionalidad, este movimiento de diseño que surgió en la década de 1950, ha supuesto un resurgir del minimalismo elegante en los hogares españoles.

¿Quieres recrear el diseño escandinavo en tu propia casa? Te damos todos los trucos que necesitas saber para hacerlo tu mismo. Al final del artículo, sabrás exactamente cómo crear un espacio con la funcionalidad inteligente y la agradable estética del estilo escandinavo.

Consejos para crear un bonito diseño interior escandinavo

La luz es la clave

Con tan sólo siete horas de luz en los meses de invierno, la forma de iluminación que se utiliza en el diseño es fundamental para un interior típico escandinavo. Es una fuente de vida. Los interiores tienen varios tipos de iluminación adecuada para cambiar el humor gris, tan característico de la poca luz.

La iluminación generalmente es de estilo moderno, y se utilizan lámparas colgantes o apliques de pared. La luz de las velas también añade un toque de extravagancia y brillo a un espacio. No es raro encontrar candelabros o porta velas en mesas y alféizares.

Funcionalidad en la forma

En lo que se refiere a los muebles, las líneas rectas y depuradas son lo más habitual. El sofá, las mesas y las sillas tienen tendencias modernas con suaves bordes redondeados y colores naturales.

El estilo escandinavo también se enorgullece de tener un diseño innovador y funcional. Una tendencia que habla de la necesidad de ser inteligente a través del almacenamiento práctico y el interés visual del espacio.

Suelo luminoso

La moqueta no tiene cabida en el diseño escandinavo. Los suelos tradicionales son de madera dura, dejados en su color natural o pintados de blanco. Esto contribuye a ampliar el espacio y agregar más luz. El suelo del baño suele ser radial para calentar los azulejos y no pisar el suelo frío durante el invierno.

Elementos naturales

Es importante contar con elementos de la naturaleza que aporten belleza y color a un interior. Las flores naturales no son un lujo, son una necesidad. Es muy habitual comprar tulipanes de todos los colores para adornar todas las estancias.

Colores neutrales

Definitivamente, los colores neutrales es la paleta más utilizada en los diseños escandinavos. Blancos, grises, negros y marrones a menudo se entrelazan creando una mirada limpia y relajante. Los diseñadores también han introducido otros colores más modernos, como rosas empolvados y ricos verdes turquesas para darle un acento.

En un típico interior escandinavo, las paredes son blancas para que destaque los muebles y el arte.

Cero desorden

Una de las características del diseño interior escandinavo es asegurarse de que los espacios son bien usados, y evitar los innecesarios. El almacenamiento es inteligente, generalmente en forma de armarios y estantes. La decoración es intencional con el mantra de "menos es más", mantener el espacio de aspecto limpio y visualmente relajante.

Textiles acogedores

En países de climas fríos, no es sorprendente que parte de la decoración venga en forma de textiles acogedores y calentitos, como mantas o colchas de lana o mohair y algodón. No sólo proporcionan una sensación de calidez y comodidad, también añaden una capa de textura.