Diseño escandinavo

Muebles de diseño nórdico

Consejos para decorar un baño pequeño

Sin lugar a dudas, salvo excepciones, el baño es la estancia más pequeña de la casa, pero no por ello debemos dejarla sin darle ese toque tan especial y personal que hemos dado al resto de la casa, con lo que conseguir una estancia íntima y acogedora, fiel a la línea decorativa de nuestro hogar o incluso poniendo la nota discordante en determinada linealidad decorativa.

Cuando decoramos un baño estamos mostrando nuestra personalidad y con un poco de imaginación y buenas ideas se puede conseguir una estancia con una atmósfera de relax y tranquilidad. En esta entrada vamos a proponerte algunas ideas para que puedas ponerlas en marcha y conseguir este objetivo.

Teniendo un baño grande podremos jugar más con muchos aspectos como colores, accesorios, mobiliario, etc. En este caso el color puede utilizarse aquel que se desee, sin miedo a equivocarse, aunque hay que tener en cuenta que hay colores que producen mucho más estrés visual que otros, por lo que lo más recomendable son colores suaves y claros, pero no es obligado, hay baño s pintados en rojo, azul o en negro que son muy especiales.

Consejos para decorar un baño pequeño

Si el baño es pequeño, los colores claros, especialmente el blanco, son la mejor opción, porque no dan la sensación de ser más pequeños aún que si lo pintamos con tonos oscuros. De esta forma tendremos la sensación de contar con un baño más espacioso aunque realmente no lo sea.

Otro punto que no debemos descuidar es la iluminación. Mientras que muchos baños cuentan con una bombilla en el techo y dos o tres más en el tocador o en el espejo, una tendencia que está teniendo mucho éxito son las bombillas y lámparas LED, con una iluminación mucho más potente y un consumo eléctrico muy reducido, lo que nos permitirá colocar más puntos de luz en lugares estratégicos del baño.

Si el baño es pequeño, los espejos pueden ser un formidable aliado para hacer que nuestra perspectiva sea mejor y más amplia de esta estancia de la casa. No hay que conformarse únicamente con un espejo principal, debeos contar con varios espejos para tener un buen efecto de amplitud, pero siempre evitando grandes espejos y optando por otros de tamaño más comedido.

En un baño pueden llegar a guardarse muchas cosas. Geles y jabones, productos de higiene personal, toallas, papel higiénico, maquillaje, perfumes, etc. Con tantas cosas que tenemos es importante adquirir mobiliario que nos permita guardarlas y ordenarlas en cajones, estanterías, etc.

Por ello, además del mobiliario también podemos optar por accesorios decorativos y funcionales que nos permitan ordenar los jabones, perfumes y cualquier cosa que queramos. Tampoco podemos olvidarnos de una cesta para la ropa; en el mercado podemos encontrar infinidad de modelos diferentes donde poder echar la ropa sucia y tenerla toda en el mismo lugar.

Colocar diferentes accesorios decorativos también es otra de las opciones que debemos tener en cuenta a la hora de dar un toque especial a nuestro baño, dejando patente nuestro gusto y personalidad. Los colores llamativos en accesorios pueden poner un punto de alegría a un baño donde todo sea de color blanco, muebles y paredes, por eso es necesario realizar el contraste para que quede con esa pincelada de color que seguro que marcará la diferencia.

Hay tiendas especializadas en accesorios, las cuales venden productos a precios muy asequibles y no están reñidos con la calidad. Tan solo hay que poner en marcha nuestra imaginación para conseguir, por menos dinero del que esperamos, un estilo completamente diferente al baño, afín a nuestra personalidad y acabar con el mismo aspecto de siempre. La imaginación será nuestro único límite.